DOMUND 2019: BAUTIZADOS Y ENVIADOS

DOMUND 2019: BAUTIZADOS Y ENVIADOS



La Iglesia siempre, pero con una especial urgencia en nuestro tiempo, está abocada a asumir con generosidad la tarea de la evangelización. Y sois los jóvenes quienes tomáis el testigo para hacerlo posible a partir de ahora.
Los cristianos debemos dar razón de nuestra fe y nuestra esperanza, construyendo nuestra vida sobre la base firme que encontramos en el Evangelio de Cristo.
Pablo, el llamado Apóstol de los Gentiles, es decir, de aquellos que nunca habían oído hablar del Dios de Israel, comenzó su predicación y su vida misionera después de su bautismo. Vamos a acercarnos a su figura, la cual se actualiza en cada cristiano convertido a Cristo, que, tanto ayer como hoy, está llamado y enviado, por el hecho de ser bautizado, a la misión de anunciar la Buena Noticia de Dios. 
           

Texto bíblico: La conversión de Saulo. Camino de Damasco
Se lee el texto bíblico de la conversión y misión de Saulo:  Hch 9, 1-20.


Opción visionado de vídeo


Conversión de Saulo Pablo de Tarso from SusanaG on Vimeo.

1. La conversión lleva al bautismo
1.1. El bautismo nos transforma, nos cambia y nos pone en situación de ser guiados en nuestra vida por el Espíritu Santo, junto con el resto de la comunidad cristiana.
1.2. El bautismo nos hace personas nuevas. Saulo, tras su conversión y bautismo, cambia su nombre a Pablo, que significa 'pequeño'; él se considera el más pequeño de los apóstoles. Es un signo de la conversión profunda en su vida, en que pasa de ser perseguidor de los cristianos, a apóstol de Cristo.
1.3. La vida del cristiano es como una puerta donde solamente hay una manilla, que está en nuestro lado. Dios estará siempre atento y paciente para poder entrar, pero solo cuando, desde nuestra libertad, le abramos. En el bautismo, el cristiano abre esa puerta para que el Espíritu Santo empape su vida.
        
2. El anuncio misionero nace de la conversión del corazón
2.1. Un corazón que deja el egoísmo. No somos islas ni el ombligo del mundo. La felicidad o la libertad no son propiedad de uno mismo, sino de la humanidad entera. No puedo buscar la felicidad a costa de otros, ni puedo creer que ser libre es hacer lo que me dé la gana. La conversión del corazón 
nos invita a mirar a los demás y a salir a su encuentro, como hacen los misioneros.
2.2. Un corazón sensible al sufrimiento del hermano. Santa Teresa de Calcuta contaba que, en ocasiones, al curar las heridas infectadas de los moribundos de las calles de Calcuta, al limpiar sus cuerpos mugrientos, sentía náuseas. Pero, en esos momentos de su vida misionera, recordaba que estaba curando y sanando al mismo Cristo, y eso la reconfortaba.
2.3. Un corazón abierto al mundo. Para un cristiano, el mundo se queda pequeño. El mandato de Jesús a sus discípulos consiste en anunciar la Buena Noticia a todas las personas de todos los pueblos y de todos los tiempos. No hay fronteras para el anuncio del Amor. Ese anuncio se hace con palabras –acompañados por la fuerza y la valentía del Espíritu Santo– y con obras –teniendo preferencia por los más pobres y abandonados–.
2.4. Un corazón que busca ser perfecto en el amor. Jesús ya conoce nuestras imperfecciones, debilidades y limitaciones; lo que nos pide es que aspiremos a amar como Dios lo hace: sin condiciones, límites ni contrapartidas, gratuitamente, sin esperar nada a cambio. Se ama en la medida en la que se acepta sufrir por el bien del otro; el que no ama no sufre, pero no goza ni vive. Este es el amor que demuestra el verdadero misionero.
2.5. Un corazón que oraEl cristiano sabe dónde encontrar el alimento, las fuerzas, la conexión con el Padre. Sabe dónde descargar el peso de cada día. Los sacramentos y la oración son oasis en el desierto y bálsamo tras el duro 
trabajo.
ACTIVIDADES
1. Pasapalabra
https://images.app.goo.gl/5GQk8k3JEGWV6HkdA

A. Cristiano de Damasco que bautizó a Saulo.
B. Sacramento
de la Iglesia que nos incorpora a la misión.
C. El de cada uno
está llamado a convertirse.
D. Lugar al que se dirigía Pablo cuan-
do se encontró con Jesús.
E. Es Dios, y nos empapa de amor,
fuerza, valentía...
F. Un don que recibimos en el bautismo y com-
partimos por la misión.
G. María es llena de ella.
H. Los cristianos,
al rezar el padrenuestro, entendemos que todos lo somos.
I. Verbo del
mandato misionero que da Jesús a sus apóstoles.
J. Aquel sobre quien predican Pablo y cada uno de los misioneros.
K. Anuncio, en griego.
L. Jesús nos dijo: "La verdad os hará...".
M. Estamos llamados a serlo por el hecho de ser bautizados.
N. Todos los días hay muchas, pero la del Evangelio es la Buena.
O. Los misioneros nunca pueden olvidarse de ella cada día. 

P. Significado del nombre de Pablo.
Q. (La contiene). Es peligroso que el corazón se apegue a ellas.
R. Los cristianos estamos llamados a trabajar por el de Dios.
S. Nombre de Pablo antes de su conversión.
T. Compartirlo con quien nos necesita es el primer gesto de amor.
U. Los cristianos debemos buscar que exista siempre entre nosotros.
V. Jesús vino para que la tuviéramos en abundancia. 

X. (La contiene). Este octubre es un Mes Misionero...
Y. (La contiene). El cristiano debe estar siempre dispuesto a ello.
Z. (La contiene). Hay que cargar con ella y seguir a Jesús para ser digno de Él.
2. Videoclip. Todos juntos vemos el vídeo de Grilex y NFTW, elaborado con motivo del Mes Misionero Extraordinario  
¿Qué frase de la letra de la canción te llega más? ¿Por qué? ¿Qué te sugiera esa idea de la “cadena de bondades”? ¿Qué tiene que ver eso con el bautismo? ¿Y con la misión? ¿De qué modos puedes participar en esa “cadena de bondades” misionera?


3.            Oración y compromiso. Entre todos, con el profesor, buscamos algún compromiso misionero concreto que podamos asumir como grupo y verificar en el tiempo que fijemos. Concluimos rezando juntos la oración del Mes Misionero Extraordinario.
Padre nuestro,
Tu Hijo Unigénito Jesucristo
resucitado de entre los muertos
encomendó a sus discípulos el mandato de
“id y haced discípulos a todas las gentes”
Tú nos recuerdas que a través de nuestro bautismo
somos partícipes de la misión de la Iglesia
Por los dones de tu Santo Espíritu, concédenos la gracia
de ser testigos del Evangelio, 
valientes y tenaces, 
para que la misión encomendada a la Iglesia,
que aún está lejos de ser completada,
pueda encontrar manifestaciones nuevas y eficaces
que traigan vida y luz al mundo.
Ayúdanos a hacer que todos los pueblos
puedan experimentar el amor salvífico
  y la misericordia de Jesucristo,
Él que es Dios y vive y reina contigo, 
en la unidad del Espíritu Santo, 
por los siglos de los siglos.
Amén
       

PAZ 2019_ RECETA_PAZ_Y_ESPERANZA


OBJETIVO
-               Descubrir la necesidad de cocinar una receta de paz en el corazón de cada uno para que la paz sea una realidad.
-               Trabajar la gestión emocional.
-               Concienciar sobre valores y actitudes que construyen o destruyen la paz.
-               Comparar los hábitos de una alimentación saludable con la “alimentación del corazón”.
-                
Tal y como decía Nelson Mandela pienso que “la educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”. El mundo de hoy necesita buenos ciudadanos, personas capaces de mirar fuera de sí y de querer transformar su alrededor en aquello que todos sueñan: un mundo más justo. Este año nos ponemos el delantal para cocinar en el corazón de cada uno una receta de paz.

1.    INTRODUCCIÓN.
¿Qué efectos (positivos y negativos) tiene en nuestro organismo una alimentación saludable?
Nuestro corazón también debe ser alimentado, porque nuestro bienestar también depende de nuestras emociones, nuestros pensamientos y nuestras relaciones con los demás. Vamos a descubrir qué ingredientes que necesita nuestro corazón para cocinar una receta de paz y ofrecer a los demás nuestos mejores platos y sabores.

- ¿A qué sabe el mundo? Explícalo con tus palabras reflexionando sobre como ves el mundo de hoy. Puedes expresar su reflexión mediante un dibujo o una poesía.



El mundo sabe a



2.   ECHAMOS SAL Y DECIMOS ¡SAL! (SELECCIONAMOS LOS INGREDIENTES)
Lo primero que hay que hacer para elaborar una receta es seleccionar los ingredientes que vamos a utilizar. Si no los tenemos en nuestra despensa no podremos llevar a cabo nuestro plato. Para ello debemos reflexionar: seleccionar los que necesitamos y desechar los que no nos van a hacer falta. Podemos dejarlo plasmado en clase mediante un mural donde se exprese claramente a que debemos echar sal y a que debemos decir ¡sal!

PARA COCINAR LA PAZ EN MI CORAZÓN DEBO…
ECHAR SAL A…
DECIR ¡SAL! A…











·      Haz una lista de los ingredientes “más sanos y fuertes” para cocinar la paz en nuestro corazón. ¿Qué ingredientes de esta lista necesitas cocinar tu? ¿Qué ingredientes crees que se necesita cocinar en tu clase y tu familia?
·      Siguiendo la estructura de una receta culinaria, escribid en grupos vuestra propia Receta de paz. También se puede inventar una receta para cada valor: “Receta de la justicia”, “Receta de la Igualdad”, “Receta de la No Violencia”, etc…
·      Encuentra “dulces palabras” para usar con los demás en nuestras conversaciones. Elige una o dos para comprometerte a usarlas.

3.   A FUEGO LENTO (GESTIÓN EMOCIONAL)
Toda emoción mal gestionada y llevada al extremo puede ser perjudicial para nosotros y para nuestra receta. Normalmente usamos expresiones que tienen que ver con el mundo de la cocina para manifestar como nos sentimos. Por ejemplo: “me estás hirviendo la sangre”, “se te ha ido la olla”, “estoy frito”, “estoy quemao”, “estoy amargado”, “eres muy dulce”.
Reflexiona sobre aquellas situaciones en las que “me hierve la sangre” (el enfado), “en las que se me va la olla” (falta de autocontrol), “en las que “estoy amargado” (la tristeza) o en las que “estoy quemao” (desbordado, mala gestión del tiempo). Después, buscad respuestas adaptadas y positivas a cada situación para poder sentirse mejor y mantener una convivencia llena de sabor.
·      Explica con tus palabras estas expresiones que tienen que ver con el mundo de la cocina y que usamos para manifestar como nos sentimos:
“Me estás hirviendo la sangre” / “Se te ha ido la olla” / “Estoy frito” “Estoy quemao” / “Estoy amargado” / “Eres muy dulce”

·      Busca situaciones para cada expresión y una respuesta positiva para la convivencia o tu bienestar
¿CÓMO ESTÁ LA COCINA DE TU CORAZÓN?
EXPRESIONES
SITUACIONES
RESPUESTAS POSITIVAS
“Me estás hirviendo la sangre”



“Se te ha ido la olla”



“Estoy amargado”



“Estoy quemao”



4.“HAGAMOS UNA PIÑA DE MANOS BATIDAS”. (UNIDAD, IGUALDAD, COLABORACIÓN)
Cada uno debe cocinar la paz dentro de sí para poder ofrecer gestos llenos de sabor, acciones y palabras que endulcen el mal de nuestro mundo. Por eso debemos “ser una piña”, entre todos podemos hacer que las cosas cambien. Da igual el color, la raza, la religión; todos somos necesarios en esta receta. Si alguien se queda sin plato, a esta receta (al mundo) le falta “sabor”.
- Haced un mural gigante con una piña formada por nuestras
manos con un lema, como por ejemplo: “Hagamos piña y no riñas”.

·      Escribe cinco “gestos llenos de sabor” que puedes hacer tu en clase y otros cinco que puedes hacer en casa.

GESTOS LLENOS DE SABOR EN…
CLASE
CASA












·      CUENTO “LA SOPA DE PIEDRA”
En un pequeño pueblo, una mujer se llevó una sorpresa al ver que había llamado a su puerta un extraño, correctamente vestido, que le pedía algo de comer. “Lo siento”, dijo ella, “pero ahora mismo no tengo nada en casa”. “No se preocupe”, dijo amablemente el extraño, “tengo una piedra de sopa en mi cartera, si usted me permitiera echarla en un puchero de agua hirviendo y haría la más exquisita sopa del mundo. Un puchero muy grande, por favor.”
A la mujer le picó la curiosidad, puso el puchero al fuego y fue a contar el secreto de la piedra de sopa a todos sus vecinos. Cuando el agua rompió a hervir, todo el vecindario se había reunido allí para ver a aquel extraño y su piedra de sopa.
El extraño dejó caer la piedra en el agua, luego probó una cuchara con verdadera delectación y exclamó: “¡Deliciosa! Lo único que necesitamos es unas cuantas patatas”.
“Yo tengo unas patatas en mi cocina”, gritó una mujer. Y en pocos minutos estaba de regreso con una gran fuente de `patatas peladas que fueron derechas al puchero.
El extraño volvió a probar el brebaje. “¡Excelente!”, dijo, y añadió pensativamente, “Si tuviéramos un poco de carne, haríamos un cocido de lo más apetitoso...”.
Un señor salió zumbando y regresó con un pedazo de carne que el extraño, tras aceptarlo cortésmente, introdujo en el puchero. Cuando volvió a probar el caldo, puso los ojos en blanco y dijo: “¡Ah, que sabroso!, si tuviéramos unas cuantas verduras sería perfecto, absolutamente perfecto...”
Una pareja, con unos niños que miraban sorprendidos, salieron corriendo hasta su casa y volvieron con una cesta llena de cebollas y zanahorias. Después de introducir las verduras en el puchero, el extraño probó nuevamente el guiso y, con tono autoritario dijo: “la sal”. “Aquí la tiene”, le dijo la dueña de la casa.
A continuación dio otra orden: “Platos para todo el mundo”, la gente se apresuró a ir a sus casa en busca de platos. Algunos regresaron trayendo incluso pan y frutas.
Luego se sentaron todos a disfrutar de la espléndida comida, mientras el extraño repartía abundantes raciones de su increíble sopa. Todos se sentían extrañamente felices mientras reían, charlaban y compartían, por primera vez, su comida.
En medio del alborozo, el extraño se escabulló, silenciosamente, dejando tras de la milagrosa piedra de sopa, que ellos podrían usar siempre que quisieran para hacer la más deliciosa sopa del mundo.
Anónimo, cuento europeo

1)   ¿Qué tenía aquel hombre extraño para cocinar?
2)  ¿Qué cocinó?
3)  ¿Fue gracias a la piedra?
4)  ¿Cómo actuaron los habitantes de aquel pueblo?
5)   Escribe dos valores que nos enseñe esta historia